pequena-mineria-aportara-al-pais-mas-de-3500-millones-de-dolares-por-ano

Pequeña minería aportará al país más de 3.500 millones de dólares por año

Caracas, 06 diciembre 2016 (Prensa Mppdme) Más de 3 mil 500 millones de dólares aportarán los pequeños mineros a la Nación gracias al Plan de Desarrollo Minero Ecológico ejecutado por el Gobierno Bolivariano.

“Yo estoy seguro, no estoy especulando, que nuestros mineros podrían aportar más de 3.500 millones de dólares al año”, aseguró este martes el ministro del Poder Popular de Desarrollo Minero Ecológico, Roberto Mirabal  al Vicepresidente Ejecutivo, Aristóbulo Istúriz y a la diputada Tania Díaz en el programa Dando y Dando, transmitido simultáneamente por Radio Nacional de Venezuela (RNV) y Tves.

El Ministro describió el perfil de estos trabajadores, definiéndolos como el verdadero pueblo minero, en cuyos distintos niveles se adelanta un trabajo profundamente chavista y socialista, que permitirá saldar una deuda histórica.

Explicó que se está trabajando en un censo luego de cual se pasa a brindar asesoría técnica y financiamiento.

Los pequeños mineros están incluidos en un plan integral que les permitirá mejorar su calidad de vida, y que forma parte del proyecto de la Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco, donde el Estado venezolano ha establecido alianzas para impulsar la extracción e industrialización de los recursos minerales que posee esta área ubicada al sur de Venezuela.

Mirabal señaló que la ley que reserva el estado la explotación del oro y demás minerales estratégicos, estableció la conformación de las Brigadas Mineras Socialistas, como una expresión del pueblo organizado, productivo. “Es la organización del pueblo para producir para el pueblo, pero económicamente productivo y hoy en día ecológicamente sustentable”, dijo.

Al respecto recordó que el pasado lunes 28 de noviembre se entregaron al presidente Nicolás Maduro los primeros 50 kilos de oro, provenientes de la actividad de los pequeños mineros, de los sectores Nacupay y La Ramona de El Callao, estado Bolívar.

Agregó el Ministro que de la misma forma los pueblos indígenas hoy en día forman parte del protagonismo de la minería, convirtiéndose en copartícipes del proceso de desarrollo nacional.

Desarrollo en equilibrio

En la conversación con Istúriz y Díaz, Roberto Mirabal explicó que el desarrollo minero ecológico, comprende al hombre dentro de la naturaleza, pues es un proyecto sustentable y sustentando, diferente a una explotación irracional de las riquezas del país, que busca establecer un equilibrio entre todos los elementos que hacen parte de la vida humana y del medio ambiente.

El Ministro recordó que este diseño fue hecho por el Comandante Eterno Hugo Chávez, y está basado en una comprensión absoluta de la economía, como factor de desarrollo social y político. Este proyecto define al arco minero del Orinoco como una zona de desarrollo integral, bienestar para la región, cambio del modelo económico productivo.

Mirabal aclaró que lo que realmente está afectando la zona del arco son los intereses del contrabando de minerales de Venezuela, así como la intención apátrida de la oposición venezolana de hacer que la economía fracase y que la Revolución Bolivariana se vea afectada, lo que se ha evitado gracias a los efectos positivos de la Agenda Económica Bolivariana activada por el Presidente Nicolás Maduro.

Por su parte el Vicepresidente alertó acerca del “desastre ecológico” que ha hecho la minería ilegal, resaltando la necesidad de asumir y resolver esta situación.

“En este momento hay que plantear la corrección de esas cosas que han ocurrido”  dijo Istúriz, quien resaltó la importancia del “Golpe de Timón en la Minería”,  como un mecanismo que permita brindar apoyo a los pequeños mineros través de la regularización de su actividad pero sin causar perjuicio a la tierra, pues se trata de seres humanos que trabajan para mantener a sus familias.

Diamante certificado

Durante su participación en el espacio radial, Mirabal recordó también el logro recientemente alcanzado por el Gobierno Bolivariano con la reincorporación de Venezuela al Sistema de Certificación del Proceso Kimberley, un protocolo de control de exportaciones que permite comercializar legalmente los diamantes en el mercado internacional.

“Cuando Venezuela entra en el Proceso Kimberley como miembro pleno, con votación unánime de todos los países del mundo, se le reconoce que su modelo de desarrollo minero es soportable y tiene legitimidad”, dijo el titular de Desarrollo Minero.

Venezuela perteneció al Proceso Kimberley hasta el 2008, año en el cual se retiró para colocar en orden sus cifras de producción. Desde el 2014 Venezuela había duplicado esfuerzos para reintegrarse al proceso Kimberley, acción que se concretó en noviembre por votación unánime de los miembros.