Defensoría de la Mujer en El Callao

Con atención y formación, Venezuela fortalece los derechos de las mujeres mineras

Prensa Minería/Karina Depablos.- La organización efectiva y la lucha constante de las mujeres al sur del Orinoco ha permitido que Venezuela avance, notablemente, en el desarrollo y la aplicación de políticas públicas que garanticen la protección de las féminas mineras y sus familias en el estado Bolívar.

Los ministerios del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico y para la Mujer y la Igualdad de Género activaron un plan de apoyo, a través de la nueva Defensoría para los Derechos de la Mujer Minera, en El Callao, que brinda atención oportuna y asesoría a las mujeres que forman parte de las 23 zonas de uso minero en el Arco del Orinoco.

La viceministra para la Protección de los Derechos de la Mujer, Rebeca Madriz, aseguró que el Gobierno ha conformado un sistema de garantías de los resultados de las luchas sociales por la dignidad humana que compromete a las instituciones a la protección de la mujer minera, para fomentar la igualdad de género, la participación de la mujer minera en las actividades económicas y políticas, el acceso a servicios de salud y educación gratuitos y territorializados, la eliminación de la explotación sexual.

“La defensoría es un gran logro colectivo de la Revolución; es un espacio que atenderá a las mujeres mineras del Orinoco. Contamos con tres abogadas para la defensa de las féminas. Además, comenzamos un exitoso proceso de formación y sensibilización con 32 defensoras comunales que se han formado en las distintas minas del estado Bolívar, y ellas se convertirán en el canal para que MinMujer actúe eficazmente en contra de la vulneración de sus derechos”, explicó Madriz.

Atención y formación integral

Durante su participación en el programa radiofónico En la bulla, transmitido por RNV Informativa, Madriz informó que, en el corazón minero de Venezuela, las venezolanas también contarán con el Centro de Atención y Formación Integral para las Mujeres (Cafim), “que incluye un oportuno servicio de atención psicológica y sirve como brazo de ejecución para llevar justicia” a las féminas vulneradas por algún tipo de violencia.

“El Cafim sirve como un espacio especial de atención en materia de salud sexual y reproductiva. Junto a la nueva defensoría proporcionan acompañamiento, asesoría y atención a la mujer y a su familia. Luchamos para garantizar los derechos en todos los ámbitos: político, administrativo, organizativo, económico, territorial, educativo, de salud y protección”, manifestó.

Asimismo, Madriz aseguró que cada día el Gobierno trabaja para respaldar la construcción de alternativas concretas a las mujeres mineras con el objetivo de que recuperen los espacios de las que han sido desplazadas históricamente, y se movilicen cambios que eliminen los factores de exclusión que afectan a las mujeres de esta población específica.

“En Venezuela, tenemos las leyes más avanzadas en defensa de la mujer. Ahora se tipifican 21 formas de violencia contra la mujer. Podemos construir una sociedad igualitaria, en la que las mineras surjan con su infinito poder de organización y emprendimiento. La Revolución nos ha dado oportunidades para establecer una gran cartilla de derechos. Tenemos que tomarlos y luchar para que se cumplan. La fuerza colectiva de las mujeres permite la conquista de sus derechos. Necesitamos que todas profundicen su conciencia de esta situación y nos ayuden a protegerlos”, destacó.

Como parte del seguimiento puntual, la viceministra para la Protección de los Derechos de la Mujer insistió en que las mineras deben comenzar a romper el silencio y denunciar cada vulneración de sus derechos.

“Si aún dudan de su poder, el Estado y sus leyes facultan a cualquier persona, incluso organizaciones populares, que estén en conocimiento de una situación de violencia, para denunciar este hecho ante distintas instancias. Es delito de acción pública, la víctima no necesariamente denuncia; ahora puede ser otra persona. Por eso, la formación de la mujer minera nos ayuda a contener estas situaciones y hacia allá seguiremos, para llegar y ayudar al mayor número de féminas”, recalcó.