Minería marcha 23 de enero (17)

Ideas de Fabricio Ojeda viven en la lucha del pueblo minero

Prensa Minería/Héctor Carrasquel.- Trabajadoras y trabajadores del Ministerio del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico (Mppdme) y sus entes adscritos marcharon desde la plaza Morelos hasta la plaza O’Leary, en Caracas, para conmemorar junto al pueblo venezolano los 60 años de la rebelión del 23 de enero.

En la concentración, estuvo presente el viceministro de Seguimiento y Control de Desarrollo Ecominero, Nelson Hernández, quien manifestó que el 23 de enero de 1958 marcó un hito en la historia política nacional del país, pues el pueblo generó una rebelión cívico-militar que llevó al derrocamiento del gobierno dictatorial de Marco Pérez Jiménez.

“Esa fue una fecha en que fueron tergiversadas las intenciones que tenía el movimiento popular. Se generó un pacto a espaldas del pueblo y el pueblo fue traicionado”.

Expresó que hoy día se tiene una democracia profunda, donde la participación del pueblo es sumamente importante, porque tiene una tarea protagónica, constructiva y creadora del futuro.

Por su parte, el director general de Despacho para Desarrollo Minero Ecológico, Daniel Moreno, también presente en la concentración, expresó que el pueblo sale hoy a las calles a defender los logros obtenidos gracias a la revolución que lideró el Comandante Chávez y que hoy continúa el presidente Nicolás Maduro.

“Hoy, sale el pueblo a las calles a defender los logros de la Revolución Bolivariana de estos casi 20 años del proyecto revolucionario, y hacer este proyecto viable, sostenible e irreversible para el bienestar de todo el pueblo venezolano”.

Homenaje a Fabricio Ojeda

En esta jornada, el pueblo minero reconoció la importante lucha del líder de la izquierda venezolana Fabricio Ojeda a favor de la recuperación y nacionalización de nuestras riquezas.

“Venezuela necesita un cambio a fondo para recobrar su perfil de nación soberana, recuperar los medios de riqueza, hoy en manos del capital extranjero, y convertirlos en instrumento de progreso colectivo”, era una de las consignas de Ojeda.

El 23 de enero de 1958 se puso fin a 22 días de protestas en contra del gobierno de Pérez Jiménez, lo que marcó el inicio de la pseudodemocracia de regímenes socialdemócratas y socialcristianos, pero que, en el transcurso de sus mandatos, ignoraron las necesidades del pueblo venezolano.