3

Motor Minero prendió la mecha de la fosforita en el estado Táchira

Prensa Minería/Karina Depablos.- Luego de 25 años de paralización de todas sus actividades, la mina Monte Fresco, ubicada en el municipio Lobatera del estado Táchira, volverá a latir para producir la codiciada roca fosfática, comúnmente llamada “fosforita”.

Producto del trabajo realizado por el Motor Minero, se ejecutará un proyecto para el aprovechamiento de este mineral no metálico como un fertilizante natural para mejorar la calidad de los suelos destinados a la agricultura nacional.

El presidente de Carbosuroeste y Fosfasuroeste, Alexander Astudillo, informó que con la reciente firma de una alianza estratégica con la empresa Fosfatos y Calizas de Venezuela (Foscavén), el estado Táchira volverá a ser una potencia minera, ya que la roca fosfática del yacimiento Monte Fresco alcanza un 28 % de contenido de fósforo, una cifra enormemente envidiada por varias naciones del continente.

“Vamos por muy buen camino. El Motor Minero está siendo referencia nacional; está impulsando la economía. Después de conversaciones y análisis técnicos, concretamos este acuerdo que nos permitirá reactivar la producción de este fertilizante natural que no daña el terreno agrícola. La fosforita de esa zona particular, tiene altos porcentajes de mircroelementos como calcio, hierro, flúor, y esto hace que tenga una alta demanda comercial”, explicó durante su participación en el programa En la bulla, transmitido por RNV Informativa.

Astudillo comentó que, con esta importante alianza, firmada en la Expo Venezuela Potencia 2018, se elevará la producción de roca fosfática de 89 mil a 500 mil toneladas anuales, lo que permitirá atender la demanda nacional, y “en unos años la internacional”.

“Es un proyecto a mediano y largo plazo. Queremos exportar este mineral y generar divisas al Estado. Queremos cubrir toda la demanda nacional que alcanza las seis millones de hectáreas cultivables. Es un fertilizante natural que logra bajar la acidez (pH) del suelo y trae como beneficio una mayor producción agrícola; por eso es tan importante para nuestra nación”, enfatizó.

De acuerdo con el presidente de Carbosuroeste y Fosfasuroeste, la mina Monte Fresco tiene gran valor para el país, puesto que posee una vida útil de 20 años y tiene reservas probadas de 30 millones de toneladas de roca fosfática.

“Estamos engranando poco a poco, con este gran acuerdo vamos a impulsar la economía productiva. En Monte Fresco, aún quedan dos zonas para explorar y certificar, con las cuales podemos llegar a las 50 millones de toneladas probadas de fosforita. El beneficio es para todos: no solo en el país sino  también en Latinoamérica”, resaltó.

Impulso a otros motores

El proyecto para el aprovechamiento de roca fosfática, también contempla estudios para la producción de ácido fosfórico “grado premium” para consumo de los humanos y demás animales, lo que fortalecerá al Motor Farmacéutico.

En este sentido, el presidente de la empresa Fosfatos y Calizas de Venezuela (Foscavén), Alirio Camacho, indicó que al combinar ácido fosfórico con óxido de calcio se genera fosfato dicálcico, un elemento imprescindible para la cría de animales, ya que aporta el calcio y el fósforo necesario para su crecimiento.

“El beneficio es para todos. No existe en Venezuela ni en Latinoamérica un producto de ese nivel. Nosotros podemos desarrollarlo, con tecnología criolla, de los Andes. El fósforo es energía. Este producto también podemos transformarlo en lo que tradicionalmente llamamos ‘fitina’, puede ser de consumo humano, porque promueve los requerimientos nutricionales diarios de calcio, fósforo y vitaminas del complejo B”, detalló.

Camacho destacó que, con este proyecto de roca fosfática micronizada (triturada/polvo fino), Foscavén ayudará a mejorar los grandes suelos ácidos que tiene Venezuela, deficientes en fósforo, y transformará los cultivos para dar un aporte importante al Motor Agroalimentario.

“Foscavén fue creada en 1986 y, desde siempre, nuestra preocupación ha sido desarrollar los fosfatos del Táchira. Somos pioneros en el abono natural ecológico. Hemos visto el compromiso del Gobierno Bolivariano y la aceleración del trabajo en el Ministerio para Desarrollo Minero Ecológico para cumplir con la meta de la reactivación de la producción. Esto traerá progreso para el colectivo tachirense, para todo el país”, declaró Camacho.

Menor impacto ambiental

El presidente de Foscavén, Alirio Camacho, aseguró que en el caso de la producción de roca fosfática micronizada continuarán trabajando junto al Motor Minero para reducir significativamente el impacto ambiental.

“Seguimos todos los procesos de control, y empleamos tecnologías amigables con el ambiente. Por ejemplo, la planta tachirense La Molina cuenta con un sistema de recolección en todo el proceso de molienda evitando que los polvos muy finos se dispersen en el ambiente. Incluso, promovemos la reutilización porque recogemos los residuos y los vendemos en empaques de dos kilogramos para huertos familiares”, aseveró.

Para Camacho, es imprescindible el trabajo mancomunado entre Gobierno y el sector empresarial para desarrollar de forma responsable todas las potencialidades mineras del Táchira, entre las que destacan la fosforita, carbón, arenas silíceas y arcilla.