Ministro Víctor Cano

Segunda casa de atención social reivindica al pueblo minero del estado Bolívar

Prensa Minería/Héctor Carrasquel.- Como parte de las políticas públicas implementadas por el Gobierno Bolivariano, a través del Motor Minero, este viernes, se inauguró la segunda Casa de Atención Social a la Familia Minera, específicamente en la zona de Tierra Blanca, del sector Río Carichapo, ubicado en el municipio Piar del estado Bolívar.

El ministro del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Cano, informó que este espacio es un reflejo del trabajo que se viene realizando para la reivindicación del pueblo minero que hace vida dentro del Arco Minero del Orinoco.

“Aquí estamos específicamente en el eje social, para la atención integral del minero, porque son más de 500 mineros que hacen vida aquí en Carichapo, cerca de la capital del municipio Piar”.

A su vez, resaltó que esta inauguración va a permitir la articulación y la atención de los pequeños mineros y las pequeñas mineras, de comerciantes, de brigadistas del Plan Chamba Juvenil Minero y de las organizaciones mineras que se encuentran haciendo vida en el sector.

El titular de la cartera de minas detalló que, gracias al apoyo de las instituciones del Estado, incluyendo la Misión Piar, se seguirán realizando este tipo de acciones para la protección del pueblo minero.

Por su parte, la alcaldesa del municipio Piar, Yulisbeth García, indicó que más de mil 500 familias del sector Santa María se beneficiarán con la Casa de Atención Social de Carichapo.

“El sector Santa María es un punto y círculo donde se encuentran más de mil 500 familias y, como lo indicó nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez, y hoy lo pone en práctica el presidente Nicolás Maduro, sin lo social no puede existir política”.

García aseguró que solo en Revolución es posible dar su justo valor al trabajo de los mineros y las mineras artesanales.

Cinco vértices de atención en acción

El ministro Cano resaltó que las Casas de Atención a la Familia Minera contemplan cinco vértices de atención, como son: asistencia primaria en materia de salud; desarrollo de tecnologías amigables con el ambiente para la producción de oro; salud y seguridad en el área de trabajo; recreación, deporte y cultura; así como el acompañamiento de proyectos socioproductivos, alternos a la actividad minera.

El control del área minera, ubicada en Tierra Blanca, estuvo por años a cargo de una  empresa de capital transnacional, que nunca reportó al Estado su producción y, luego de una extracción sin control, dejó al sector en abandono.

Destacó que, hoy día, existen más de 16 organizaciones mineras que están dispuestas a ponerse al frente de esta producción y de hacer de este espacio un lugar para la paz, para la convivencia armónica y sumar esfuerzos para alcanzar una protección del ambiente con un ejercicio responsable de la minería.