Motor de motores

Venezuela promueve la minería como ‘motor de motores’ para estimular economía productiva

Prensa Minería/Martha Díaz.- “En Venezuela, queremos aprovechar las riquezas minerales que existen en el país, pero con un profundo respeto al ambiente y a la gente. No estamos impulsando una actividad minera con una visión extractivista: una de las prioridades de la política del Gobierno revolucionario es proteger las áreas naturales para el goce y disfrute de las generaciones presentes y futuras”.

Esta afirmación la hizo Franklin Ramírez, viceministro para Exploración e Inversión Ecominera, del Ministerio del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico, durante su participación en el programa radial En la bulla, transmitido este viernes a las 5 p. m. por RNV Informativa.

Ramírez destacó el trabajo que se está promoviendo, desde el Estado, para hacer una nueva minería bajo la premisa del aprovechamiento racional de los minerales desde una visión amigable con el ambiente.

Enfatizó que los lineamientos emanados por el presidente Nicolás Maduro, desde la creación de la Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco, se fundamentan en el aprovechamiento de la riqueza transitoria de la minería, como “motor de motores”, para dinamizar la economía del país y transformar la realidad social, ambiental y cultural de Venezuela.

A dos años de su creación, “muchos han querido tergiversar el verdadero sentido de la creación del Arco Minero del Orinoco. Pero, la verdad verdadera es que el Arco Minero es una política pública para establecer orden, planificar la prosperidad nacional, así como para fortalecer la garantía de derechos humanos y ambientales”, expresó Ramírez.

En Venezuela, se están dando los primeros pasos para el desarrollo de una minería bien hecha y responsable; se están investigando nuevas tecnologías para reducir el impacto ambiental de esta actividad productiva.

Del petróleo a la minería

El viceministro Ramírez también hizo referencia a la superación del modelo rentista petrolero con una riqueza pública minera que puede ayudar a potenciar una economía productiva y diversificada.

“Esto tiene que ver con la capacidad creadora que tengamos para también diversificar nuestro pensamiento. Debemos aprender a ver la mina como una nueva oportunidad para el desarrollo de actividades económicas que contribuyan con el sistema productivo nacional”, aseveró.

Destacó que el Gobierno nacional ha realizado grandes esfuerzos para el fortalecimiento económico de la nación, uno de ellos es el Plan de la Patria 2013-2019, escrito de puño y letra del Comandante Chávez, para sentar las bases de un nuevo modelo productivo con el protagonismo del pueblo minero. “Desde el Motor Minero apostamos a la transformación económica de la nación. Los recursos minerales son propiedad del pueblo y, por lo tanto, los beneficios que generamos son para su beneficio”.

Soberanía nacional sobre riqueza minera

Sobre la planificación de la gestión productiva minera en el país, Ramírez resaltó que el nuevo modelo de negocios no se basa en la entrega de concesiones del derecho minero a empresas públicas y privadas, como ocurrió en el pasado puntofijista.

Subrayó que, “en Revolución, el derecho minero lo preserva el Estado venezolano” y que la gestión productiva se hace bajo figura de alianzas las cuales permiten la actividad minera bajo condiciones justas y con la garantía de inversión; pero dejando bien claro que los minerales son propiedad de la República. Con ello, el Estado mantiene la soberanía, el control y la autonomía sobre sus recursos minerales.